Centrifugados 2017

Existen diferentes tipos de ferias, pero quizás las más deliciosas sean aquellas que viven en la periferia, independientes, pequeñas, en las que el encuentro entre autores, lectores y editores es más íntimo y familiar. Centrifugados pertenece a este tipo:

[...] lleva dentro de sí la idea de “fugarse del centro”, de demostrar que el centro puede ser cualquier lugar. Quizá en la periferia el artista tenga incluso más libertad para realizar propuestas originales.

¿Por qué es periferia? Por el contenido: poesía y editoriales independientes; y por su localización: Plasencia. Su promotor, José María Cumbreño, poeta y editor de Ediciones Liliputienses, alumbró el proyecto con el objetivo de contrarrestar la emigración de parte de la intelectualidad extremeña producida por la crisis económica.

La feria se celebra el último fin de semana de febrero, en el Convento de las Claras, un espacio idóneo, recogido y diáfano, en el que el visitante puede recorrer las mesas de las editoriales independientes y bucear en sus fondos. La parte central, con un escenario y varias filas de sillas, constituye el epicentro de la actividad: mesas redondas, lecturas poéticas y otros eventos que giran en torno a la poesía.

En la edición de este año, la tercera y que ha supuesto su consolidación definitiva, Latinoamérica ha ocupado un lugar significativo, con la asistencia de editoriales como Entropía y Neutrinos, y de poetas latinoamericanos ya consagrados en sus países de origen, pero apenas conocidos en España: Marcelo Díaz, Jorge Posada, Sergio Reimondi o Susana Szwarc.

Las editoriales que han participado destacan por el cuidado de las ediciones y por apuestas literarias de cierto riesgo y calidad. Pero entre todas hubo una que nos llamó especialmente la atención, Ultramarina Editorial Cartonera & Digital, miembro de la PLACA (Plataforma de Artistas Chilango Andaluces), un colectivo hispano-mexicano. En su propuesta confluyen la literatura y el arte. Las cubiertas son únicas para cada ejemplar, artesanales y creadas por artistas, aseguran al lector poseer una obra única.

La novela Nemo de Gonzalo Hidalgo Bayal recibió el premio Centrifugados 2016. A propósito de su obra El espíritu áspero, cuya escritura le ocupó 20 años, El País publicó en 2008 un artículo titulado El triunfo de los "escondidos". Hidalgo Bayal pertenece a ese tipo de autor de culto que vive alejado de los círculos literarios, en la periferia.

La feria se clausuró con el espectáculo poético-musical Elementos de la comunicación. José Manuel Gallardo recitó poemas de su libro Infinitos monos acompañado de las canciones del músico Juan Fernández Fernández.

Escribe un nuevo comentario