La Cuesta de Moyano

Redescubriendo la Cuesta de Moyano

La Cuesta de Moyano de Madrid alberga en sus casetas la librería más grande de la ciudad con casi cien años de historia.

Esta Feria permanente del Libro dedicada a la compraventa del libro nuevo y de viejo, está ubicada en un rincón madrileño privilegiado: junto al Jardín Botánico, El Retiro, y frente a la estación de Atocha.

Los monumentos a Claudio Moyano y Pío Baroja presiden a ambos lados de la Cuesta esta feria emblemática, que ha acogido y acoge entre sus casetas, puestos y tenderetes a escritores ilustres, políticos e ideólogos, instituciones varias, vecinos, turistas y demás viandantes.

Don Claudio Moyano

Su nombre se debe a uno de sus impulsores, don Claudio Moyano y Samaniego, ministro de Fomento durante el Bienio Progresista, quien promulgó la Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre de 1857 más conocida por la Ley Moyano, con la cual se mejoró la malísima condición educativa española con mayor tasa de analfabetismo de aquella época.

De esta forma se instauró la Enseñanza Primaria obligatoria y gratuita desde los 6 hasta los 9 años; la Segunda Enseñanza con la apertura de institutos de bachillerato, y la Enseñanza Superior en las Universidades.

Este fundamento del sistema educativo español estuvo vigente durante más de cien años, hasta la Ley General de Educación de 1970 que estableció la escolarización obligatoria hasta los 14 años, y la LOGSE de 1990 que la aumentó a 16 años.

Un poco de Historia

Esta Feria es herencia de la Feria de Atocha, una de las pocas ferias del siglo XIX que seguían funcionando desde el siglo XV.
En ella se podía encontrar todo tipo de productos elaborados, y entre ellos los libros.

En 1919 los libreros abandonan su enclave de Atocha para situarse en el Paseo del Prado delante del Jardín Botánico, y tras cinco años se mudan a la calle Moyano 1, calle que se había abierto en terrenos del Jardín Botánico.

Desde 1925 permanece abierta de forma permanente como Feria del Libro y se diseña una treintena de casetas, otorgando la concesión a los libreros con un canon municipal de treinta a cincuenta pesetas al mes.

El gran Gómez de la Serna la bautizó como la Feria del boquerón puesto que por aquella época los libros se vendían a quince céntimos, tal y como los boquerones encurtidos.

Después de varias décadas y no menos altibajos, el Ayuntamiento decide renovar en los años 70 el emplazamiento y el diseño de las casetas; pero hasta mediados de los 80 no llega a los libreros la posibilidad de tener agua, electricidad, teléfono y aseos.

La peatonalización de la calle y las obras de remodelación acometidas, permiten que en 2007 la Feria de Moyano se quede tal y como la conocemos actualmente y la Caseta número 1 se reserva al Ayuntamiento como librería de sus propias publicaciones.

Hoy en día

En 2016 el Ayuntamiento de Madrid por fin revitaliza este histórico lugar impulsando las actividades culturales y renovando la Feria con el denominado Territorio Moyano.

Este proyecto impulsado por la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos, tiene como objetivo el fomento de la dinamización lectora en la Cuesta de Moyano y pone en marcha un experimento que se pregunta cómo podría ser una calle de Madrid dedicada a los libros y a la lectura.

La Caseta número 1 se ha convertido de viernes a domingo en la Barraca de Boquerones y Castañas Culturales haciendo un guiño al ilustre Gómez de la Serna; en ella podemos encontrar una Agenda mensual cargada de actividades gratuitas: charlas, exposiciones, teatro, música…

Universidad de Moyano: un aula no-tan-magna donde se imparten charlas sobre temas literarios y culturales.

Boquerones y chanquetes: talleres para niños y adultos.

La sección de Don Claudio: selección de títulos de entre todas las casteas de Moyano en las que los libreros muestran las joyas de su colección.

El Último Moyano: divertidísimo programa de radio dominical en directo con secciones muy interesantes; si te lo pierdes puedes descargarlo a la semana siguiente en M21 radio.

La 1 de Moyano quiere ser un espacio abierto a todo tipo de propuestas, que dinamice y dé vida a la Cuesta animando a la gente a conocer su historia, sus gentes y, por supuesto, sus libros. También atraer a un público nuevo a través de una campaña constante en redes sociales y una oferta cultural diferente (*).

(*) De enero a junio de 2017, la Caseta 1 está gestionada por Los increíbles HUL, un colectivo de producción cultural joven e irreverente.

Genial. Revitalizar esta zona, la lectura y lo cultural.
Escribe un nuevo comentario